Anuncios

¿Se hará realidad el acuerdo para la Paz y Reconciliación? Ojalá sí

José Cruz Delgado

Sin duda que es un gran avance la firma del Acuerdo para la Paz y Reconciliación cuyo objetivo es construir una estrategia integral para dar atención al problema de la inseguridad, sobre todo porque se cuenta con la participación de todos los sectores de la sociedad.

Ojalá que la participación de los sectores sea efectiva y no una pose para llamar la atención, pues va en juego también el prestigio del gobernador Silvano Aureoles Conejo porque fue él quien atestiguó dicho acuerdo.

Se trata pues de un modelo aspiracional de atención al problema de la inseguridad y la violencia que puede ser replicable en los municipios y el país según se dijo.
“Tenemos que remontar y ganar esta batalla, porque somos más, muchos más, los que queremos una sociedad en paz, que viva más armónica para generar condiciones de desarrollo y bienestar”, dijo Silvano.
Esto es el inicio de un camino que se ha visualizado para construir un plan integral que haga frente a los retos de la época.

“Es el momento de sumar esfuerzos, de convocar a la unidad, de dejar las posturas ideológicas o partidarias, las poses ideológicas y los intereses partidarios o de grupo, y ver este reto de manera integral y con una visión a largo plazo”, convocó.
Y es que, esto conlleva una gran responsabilidad de las autoridades religiosas, empresariales y académicas, así como representantes de organizaciones y mesas de Seguridad y Justicia.
Efectivamente que uno de los mayores desafíos es el de combatir el alto consumo de estupefacientes que está envenenando a niñas, niños y jóvenes, principalmente, pues se dijo que es preocupante que más del 90 por ciento de las personas privadas de la vida den positivo en el consumo de distintas drogas, por ello la importancia de sumar esfuerzos; esta es una expresión de voluntad, de compromiso desde los respectivos ámbitos.

Quizá tengan razón Silvano, pero hay otro gran problema que son las ejecuciones, los homicidios dolosos. Es preocupante que en cinco municipios michoacanos no se haya realizado el Grito de la Independencia ni el tradicional desfile debido a la inseguridad.
El responsable del Plan de Paz de la Iglesia Católica, Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Morelia y Vicepresidente del Episcopado Mexicano, señaló que la educación es la clave para hacer un llamado a la paz en medio del brote de la violencia.
El secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, aseguró que el éxito de una estrategia para abatir la violencia en cualquier lugar, requiere la unidad y participación de la sociedad.
El Acuerdo, signado en el Centro Histórico de Morelia, contempla la instalación de 40 Centros de Escucha y 20 centros de acompañamiento para víctimas de violencia y adictos, mismo que podrá servir como modelo nacional para que otros estado de la República se sumen al llamado de civilidad y de paz promoviendo la tolerancia y la convivencia sana.

Por eso reitero, está muy bien que se haya firmado ese acuerdo, que se involucren los sectores de la sociedad, pero que su participación sea efectiva, que de verdad coadyuven con las autoridades para que juntos busquen soluciones a este grave problema.

Sin duda que el Partido Revolucionario Institucional va a dar un gran paso al crear el comité de financiamiento, pues de todos es sabido que atraviesa por un grave problema económico debido a una multa millonaria impuesta por las autoridades electorales.

El presidente del tricolor en Michoacán, Víctor Silva Tejeda, está haciendo milagros para sacarlo adelante, en entregas anteriores comentamos que era urgente que los militantes cumplieran con sus cuotas, al igual que quienes ostentan cargos de elección popular, pues quienes aspiran se acuerdan de pagar sus cuotas y si no resultan bendecidos hasta se atreven a pedir que se les regrese el dinero, así de ese tamaño.

El padrón priista en Michoacán es muy grande y si los militantes aportaran lo suyo saldría del bache económico en el que se encuentra.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: