Anuncios

Rueda de Molino

En Michoacán, gobierno de López Obrador y aliados de la CNTE avanzan en su estrategia desestabilizadora

Jorge Hidalgo Lugo

Se venía fraguando con antelación y se dieron el lujo de exhibirse públicamente para mostrarse y demostrar a la opinión pública, que estaban en comunión y que iban en el mismo “proyecto”. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán a través de su dirigente Víctor Zavala Hurtado y Enrique Estrada Rodríguez, subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública, son, por decir lo menos, cómplices del atraco que se fragua en la dependencia estatal ahora bajo su único y absoluto control.

Fotos de publicaciones dan testimonio de cómo se exhibían ambos personajes antes del arribo oficial en su calidad de Secretario de Educación (Virrey) en Michoacán, del segundo. Personero de Esteban Moctezuma Barragán, pero indudablemente gente que fue impulsada en los acuerdos tras bambalinas, por la CNTE y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El pretexto: allanar el camino para lograr la federalización de la nómina educativa y despresurizar la nave que conduce Silvano Aureoles, que parece va a estrellarse más temprano que tarde, ante el cúmulo de deudas que registra su administración y la insolvencia que sufre por el injusto y hasta criminal recorte presupuestal orquestado por López Obrador.

Por eso, el pasado el lunes 4 de noviembre, recién concluidos los festejos por Noche de Muertos, los radicales que se conducen en la ilegalidad con el amparo federal, echaron el gato a retozar y repicaron campanas de beneplácito por la llegada del (Virrey) a la Secretaría de Educación, en calidad de “encargado del despacho”.

Declaraciones recopiladas en diversos medios dan cuenta de la euforia incontrolable que mostró por esa “hazaña”, Zavala Hurtado y los epítetos, insultos y señalamientos punzantes (bien ganados, ni qué decir) en contra de Alberto Frutis Solís, quien debió salir por la puerta de atrás y ni siquiera estar presente en el acto de “relevo institucional”, como se acostumbra.

Así las cosas, con todo el pastel que representa el control total y absoluta de la dependencia que históricamente recibe más de la mitad del presupuesto asignado al Ejecutivo estatal, los ratones se relamen los bigotes pues el gato ya no acecha, si es que alguna vez hubo gato acechando que es de dudarse.
Baste recordar que en el año que concluye de los 70 mil 17 millones 541 mil 440 pesos asignados como presupuesto al gobernador de Michoacán, el 59.16 por ciento se canalizó a Educación. En el papel, al menos, se destinaron 23 mil 83 millones 956 mil 474 pesos.

De este tamaño es la bolsa que se verá mejorada en el 2020 –año previo a las elecciones- y donde desde ahora el predomino de la CNTE-Morena se anuncia como una suerte de terrorismo laboral para quienes no son de esta corriente y por ello la insurrección de los últimos días por parte de Juan Manuel Macedo Negrete, dirigente de la D-III-6 del SNTE (lo que queda de este sindicato al menos en la entidad), hacia quien comienzan a dirigir los obuses porque es evidente que “estorba” a la prospectiva que tiene López Obrador, luego de haber doblegado a la mala a Aureoles Conejo.

Pero si alguien inocente y con ingenuidad desbordada, creyó que ya teniendo en su poder la Secretaría de Educación bajo su total control, las cosas iban a tomar rumbos “institucionales” o por lo menos, diferentes en el accionar belicoso y radical de los delincuentes con fuero que se amparan en las siglas de la CNTE, se equivocó de manera rotunda y categórica.

Porque nada menos al envío de este despacho, el presidente de Asociación de Industriales del Estado de Michoacán, Carlos Enríquez Barajas, lamentaba que los “aliados”, el brazo ejecutor de los radicalismos con que suele desestabilizar Morena y su dueño a los adversarios políticos –a esos que considera “conservadores”, “mafiosos”, “enemigos”, “fifís”, etc.-, cumplían ya con 56 horas de bloqueo a las vía ferroviarias de la entidad, delito federal del que López Obrador y su gabinetazo de seguridad, ni por enterados se dan, ni acusan de recibo.

Incluso lamentaba como predicador en el desierto que se había iniciado un nuevo bloqueo a las vías férreas que van y vienen del puerto Lázaro Cárdenas al Centro del país y frontera con los Estados Unidos.

“Ahora ya tenemos otro bloqueo más, aproximadamente 80 normalistas tienen el servicio ferroviario paralizado en la Vinata. Solicitamos la ayuda de las autoridades federales para restablecer de manera urgente el libre paso al tren”, dijo.

Por toda respuesta y pese al daño económico que esto representa, el flamante aliado de la CNTE en su calidad de encargado del despacho de la Secretaría de Educación, brilla por su ausencia (y omisión), solapando con ello que la CNTE y sus fuerzas básicas en la estratagema desestabilizadora, los normalistas, sigan haciendo lo que les viene en gana.

En la numeralia lastimosa que Carlos Enríquez Barajas dio como acompañamiento a su queja-súplica-lamento-exigencia, destaca lo siguiente:

Afectaciones Generales
19 trenes afectados: 12 nortes (4 en línea y 8 en patio) y 7 sures (2 en línea y 5 en patio).
Afectaciones al Puerto de Lázaro Cárdenas
Intermodal: Afectación total = 1,724 contenedores
Automotriz: Afectación total = 2,2775 vehículos
Sectores Productivos Afectados
Industria Acerera: Hornos en el norte del país en riesgo de detener operaciones
Industria Automotriz: Puerto de Lázaro Cárdenas de los puertos que más impo/expo de automóviles y autopartes.
Agroindustria: Este puerto mueve importantes cantidades de granos.
Tiendas de Autoservicio y Departamentales: Mercancía de importación sin poder llegar al resto del país.
Marítimo intermodal: Acumulamiento de contenedores en el puerto
Afectaciones Pemex: Combustóleo pesado sin salida de la refinería de Tula.

“Pedimos el apoyo urgente para retirar estos bloqueos, no podemos permitir que la afectación siga generando un sobre costo de bienes y servicios al consumidor final, se está poniendo en riesgo el paro técnico y hasta total de todo tipo de plantas e industrias”, finalizó el empresario.

En tanto se consolidan los lazos de complicidad siniestra entre el gobierno de López Obrador y sus aliados de la CNTE. No más, pero no menos, ¿pero a cambio de qué?….

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: