Anuncios

Nulo interés de autoridades en agresiones a mujeres detiene aplicación de la justicia: Mary Carmen Bernal

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018, se registró una tasa de incidencia de 2 mil 733 delitos sexuales por cada cien mil mujeres a nivel nacional, alertó la diputada Mary Carmen Bernal Martínez, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT).

La parlamentaria michoacana resaltó que a pesar de los esfuerzos del Poder Legislativo por fortalecer el andamiaje jurídico que revierta todo tipo de violencia de género y detenga los feminicidios, el poco o nulo interés de las autoridades por atender estos casos no permite que existan avances significativos en la aplicación de la justicia.

“La corrupción que impera en el Poder Judicial ha recrudecido ola de impunidad que permite a los agresores cometer delitos a sabiendas de que no serán castigados, lo que deja en total indefensión a las mujeres víctimas de todo tipo de vejaciones”, lamentó.

Los niveles de corrupción e impunidad se han elevado a tal grado, externó, que en la ENVIPE se subraya que 93.2 por ciento de los casos en que se comete un delito la gente prefirió no denunciarlo ante la autoridad competente, o bien, ésta no inició una carpeta de investigación; en ese sentido, la encuesta resalta que la autoridad apenas en el 6.8% del total de los delitos que sí fueron denunciados inició averiguación previa.

“De esta pobre cifra de averiguaciones previas iniciadas por el Ministerio Público, en el 55.9% de los casos no pasó nada o no se resolvió la denuncia. La ENVIPE 2018 estima que los principales motivos que llevan a la población víctima de un delito a no denunciar son circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como pérdida de tiempo con 34.2% y la desconfianza en la autoridad con 16.5 por ciento”, sostuvo.

Ante este panorama, la petista señaló que no se puede tolerar más la indiferencia y los actos de corrupción de los ministerios públicos, jueces y, en general, de todos los integrantes del Poder Judicial, pues con sus actos ponen en riesgo la vida de las mujeres.

“Mientras existan omisiones en la aplicación de la ley, las mujeres seguiremos siendo víctimas de la delincuencia, por eso es momento de revisar la ley y, en caso de requerirlo, ajustarla para que sin importar el cargo, quien sea cómplice de un delito o de un acto de corrupción, sea sancionado”, sentenció.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: