Anuncios

No tienen llenadero

Ensalada de grillos

CIRO CASTILLO

Algo no les cuadra a los líderes magisteriales, particularmente a los de la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuyo alumbramiento fue en Chiapas hace varias décadas.

Quizá creyeron que, sumándose al proyecto de Andrés Manuel López Obrador tendrían el “caminito de la escuela” seguro, para hacer lo que siempre han hecho.

Lo que no midieron es que su apoyo, aunque importante, no fue el único. También se sumó el SNTE, empujado por una Elba Esther Gordillo que está más viva que nunca, y millones de mexicanos que aún tienen esperanzas.

Tampoco vieron, porque no pudieron o porque no quisieron, el “colmillo” largo y retorcido que tiene el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien lo pueden señalar de todo, menos de político sin experiencia.

Una vez que el tabasqueño se ha sentado en “el trono” se ha percatado que los líderes de la CNTE, son y seguirán siendo los líderes de la CNTE: no cambiarán.

El Presidente de México, sin decirlo, quizá está buscando a una o varias voces que representen al magisterio, pero que no sean tan radicales como los de la Coordinadora, quienes siempre van por el todo o nada.

Los líderes magisteriales, a juzgar por las protestas en Michoacán, Oaxaca y Chiapas, saben que podrían ser marginados y por ello han salido a las calles a recordar quiénes son y que ahí están.

Acostumbrados a recibir “a manos llenas”, ahora cuestionan hasta las reformas de la “Reforma Educativa”, porque, una vez que estas pasen por el Congreso de la Unión, ya no tendrán más argumentos para convocar a sus miles de agremiados.

Apenas el viernes, maestros de la Sección 7 marcharon en Tuxtla Gutiérrez, a pesar de que un día antes, el gobernador Rutilio Escandón anunció que el Presidente de México autorizó 302 millones de pesos para saldar deudas que se acumularon en los últimos tres años del gobierno de Manuel Velasco.

Los maestros federales, aunque también hubo participación de estatales, llegaron con “caras largas”, pues la mayoría ya no quiere participar en las  movilizaciones, aunque son presionados para hacerlo.

CUANDO EL RÍO SUENA…

Por cierto que el sábado, un día después de la marcha de la CNTE, un grupo de maestros marchó en la capital del estado para exigir una auditoría para la dirigencia sindical que encabeza Pedro Gómez Bámaca.

Aseguran que éste y el anterior dirigente, Adelfo Gómez, recibieron de parte de los gobiernos federal y estatal, entre 2013 y 2018, la nada despreciable cantidad de mil 700 millones de pesos.

Ahora se comprende por qué los líderes magisteriales, con todo y su rechazo a la Reforma Educativa de Peña Nieto, se mantuvieron “mansitos” todo un sexenio.

Síganos en:

www.ensaladadegrillos.com

En Facebook:

@EnsaladadeG

3MinutosInforma

EnContrastes

EnTiempoReal

LaPortadaCh

ATN

En Twitter:

@EnsaladadeG

PIE DE FOTO:

ESTE ES EL GRUPO de maestros que pidió auditar a la dirigencia de la Sección 7 del SNTE.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: