Anuncios

Necesario garantizar presupuesto para atender a niños y adolescentes migrantes en México

En el marco de la discusión del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, Save the Children hace un llamado a la Cámara de Diputados para asignar un presupuesto adecuado que garantice la protección de niñas, niños, y adolescentes migrantes y solicitantes de refugio en México.


De acuerdo con datos oficiales, en el último año la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) ha registrado un aumento del 231% en solicitudes de refugio, principalmente de personas provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador. Se estima que a la fecha más del 60% de esas solicitudes corresponden a niñas, niños, adolescentes y mujeres.

A pesar de este aumento de solicitudes de refugio, se sabe que el Proyecto de Egresos de la Federación 2020, en su Anexo 18 sobre la atención de la niñez y adolescencia, contempló apenas cien mil pesos destinados a niñas, niños y adolescentes refugiados. Esto significa una reducción del 81.86%, en comparación con la asignación presupuestal de 2019 que fue de 551 mil 227 pesos mexicanos.

“Seguimos atestiguando el desplazamiento forzado de niñas, niños y adolescentes quienes por diferentes circunstancias requieren contar con la condición de refugio, ya que es la única forma de mantenerse con vida. Nuestro personal en campo ha visto el incremento de personas, incluyendo niñas y niños, que se encuentran en albergues de nuestro país a la espera de la resolución de sus trámites migratorios, sea en México o los Estados Unidos. Ellas y ellos se encuentran en condiciones de hacinamiento y sin acceso a servicios básicos como salud y educación”, afirmó Nancy Ramírez Hernández, directora de incidencia de Save the Children en México.
En este sentido, la organización internacional recordó que, de enero a agosto de este año, se han registrado 28,932 eventos de retorno de niñas y niños extranjeros a sus países de origen, quienes probablemente hoy se encuentran de nuevo en una situación de riesgo o han retomado el rumbo para lograr llegar a los Estados Unidos.


“Es necesario mejorar la corresponsabilidad con los gobiernos a nivel regional, se requiere implementar un sistema transnacional de protección para niñas, niños y adolescentes que asegure el bienestar de la niñez en situación de movilidad humana. Para lograrlo, México debe fortalecer financiera y políticamente los mecanismos de protección nacionales establecidos en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes como son los SIPINNA y las Procuradurías Especiales de Protección, por ejemplo, este último órgano requiere de al menos 2,487 millones de pesos anuales para funcionar adecuadamente, asignación con la que no cuenta actualmente”, recalcó Ramírez Hernández.


Por su parte, el pasado 24 de octubre la Cámara de Senadores descartó reformar un apartado de la Ley Federal de Derechos que tenía como finalidad fortalecer la asignación presupuestaria de la COMAR, incrementando sus ingresos anuales en un 2%, “frente al aumento de las solicitudes presentadas ante COMAR, este revés podría incrementar el riesgo a las niñas y niños que llegan a nuestro país cada semana solicitando refugio”, puntualizó Nancy Ramírez.


“Fui a dormir desde la noche para pasar a las oficinas de la COMAR para pedir refugio, me dieron un papel y tengo que esperar a que me digan si mis hijos y yo podemos quedarnos en México, es la única opción que tenemos, ya no tenemos dinero, yo no tengo trabajo, ellos no van a la escuela y estamos desesperados”, afirmó a la organización Susana¨* una mujer salvadoreña que permanece en un albergue de Tapachula, Chiapas.
Con la finalidad de proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes Save the Children recomienda a la Cámara de Diputados que durante el proceso de discusión del Proyecto de Egresos de la Federación 2020, los recursos públicos destinados a la población migrante y solicitante de refugio contemplen:

 Asignación presupuestaria suficiente para atender las necesidades de protección de niñas, niños y adolescentes migrantes y solicitantes de refugio en México.
 El establecimiento de espacios adecuados para alojar a familias y niñas y niños migrantes que se encuentran a la espera de la resolución de su situación migratoria.
 El establecimiento de mecanismos alternativos para la no detención de niñas, niños y adolescentes migrantes.
 La ampliación del acceso a los servicios de salud y educación de niñas y niños migrantes y solicitantes de refugio.
 El restablecimiento del derecho a la identidad de niñas y niños migrantes y refugiados, quienes al no contar con documentos que les identifiquen, no pueden acceder al cumplimiento de sus derechos como la salud o la educación.
 Brindar apoyo a la población solicitante de refugio para que puedan acceder a un empleo temporal mientras esperan la resolución de su procedimiento migratorio.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: