Anuncios

Luto en el PRI

Ensalada de grillos

CIRO CASTILLO

Ayer festejaron los 90 años del PRI en la sala Plutarco Elías Calles del edificio principal de este partido en la Ciudad de México, aunque más que fiesta, hubo luto.

El que en un principio fue el PNR, luego PRM y al final PRI, como ahora le conocemos, vive una de sus peores etapas de su historia.

Ni en el año 2000, cuando el presidente Ernesto Zedillo, con su grisáceo y parco rostro, salió a reconocer el triunfo de Vicente Fox Quesada, el otrora partido oficial estaba tan “en la lona”.

Ahora, el “tricolor” es casi parte de la “chiquillada” y solo gobierna 12 estados del país.

Para dimensionar el tamaño de su crisis, basta recordar que en la última contienda alcanzó apenas un 22 por ciento del voto en la elección de diputados federales, lo que apenas le permite tener 49 de 500 integrantes de la Cámara Baja, es decir, un 9 por ciento.

El PRI llegó a sus 90 años de vida, dividido, confrontado, pero sobre todo, desprestigiado.

Dicen que José Narro, ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, podría ser el gallo que cante en el gallinero del PRI para tratar de encontrar la unidad. La pregunta del millón es: ¿le alcanzará?

El último sexenio de Enrique Peña Nieto no ayudó mucho que digamos. Se incurrió en una rampante corrupción que rayó en el cinismo.

Quizá ese alejamiento del PRI de las clases sociales que por décadas creyeron en sus promesas, permitió que la gente buscara una nueva opción que encontró en Morena y en un Andrés Manuel López Obrador que, al principio de su carrera política también fue priísta.

Morena tiene control en 19 congresos estatales y podría convertirse en el nuevo partido hegemónico de México. Por eso ayer, a pesar del esfuerzo de su dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu para inyectar ánimo, lo que hubo en el PRI fue luto, más que festejo…

EN EL PRI DE CHIAPAS SE DEBEN “CURAR DE ESPANTO”

En Chiapas, con Julián Nazar a la cabeza, en el PRI todavía siguen buscando quién los “cura de espanto”.

Siguen sin reponerse de la derrota del primero de julio, cuando Roberto Albores Gleason se convirtió en el tercer candidato postulado por el tricolor que no gana la gubernatura.

Les pasó en el 2000 con Sami David, quien fue derrotado por Pablo Salazar y en 2006 con José Antonio Aguilar Bodegas, derrotado por Juan Sabines Guerrero.

En 2012, quien los representó fue Manuel Velasco Coello, por aquella alianza PRI-Verde, que ahora parece haber llegado a su fin, pues el “partido del tucán” ya está completamente en los brazos de Morena, y la primera prueba será Puebla.

Del PRI aquel al que todo mundo quería “arrimarse” porque ser postulado era sinónimo de triunfo, casi nada queda.

El viejo edificio de Santo Domingo en Tuxtla, que tuvo algo de luz en la pasada elección de Gobernador, está otra vez oscuro, triste y también de luto…

Síganos en:

www.ensaladadegrillos.com

En Facebook:

@EnsaladadeG

3MinutosInforma

EnContrastes

EnTiempoReal

LaPortadaCh

ATN

En Twitter:

@EnsaladadeG

PIE DE FOTO:

EN LA IMAGEN, cortesía del portal de El Sol de México, aparece la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: