Anuncios

Ensalada de grillos

Con la misma vara

Ciro Castillo

El escándalo por la lista de “condonaciones de impuestos” que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) concedió a grandes empresas, personajes políticos y artistas, en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto nos vuelven a confirmar que uno de los grandes males de México, quizá más que la pobreza y la inseguridad, es la desigualdad.

Si una persona con hambre se mete a una tienda y se roba “un gansito”, podría pasar más tiempo en la cárcel que un servidor público que se roba un millón de pesos. Claro, el que roba por hambre o por necesidad no tiene un equipo de abogados que lo defiendan, mientras que el millonario puede irse de vacaciones y dejar, con la mano en la cintura, a su gente que lo defenderá y moverá influencias.

Otro ejemplo: No tiene las mismas posibilidades de llevar una mejor vida una persona que nace en la región Altos de Chiapas, que un niño que nace en cualquiera de las colonias ricas de Tuxtla Gutiérrez, para no ir tan lejos.

El primero tendrá que luchar para ir a la Primaria. Si su padre tiene un poco de dinero y considera que la escuela sirve, lo mandará a la Secundaria y con mucho esfuerzo, a la Preparatoria. Ir a la Universidad es casi un volado.

En cambio, el segundo, un niño que nació “en cuna de oro”, comerá bien desde pequeño, irá a los mejores colegios y podrá escoger la mejor Universidad para cursar una carrera, quizá hasta por darle gusto a la familia, ni siquiera porque lo necesite.

El niño que nace pobre, en la realidad en la que seguimos viviendo en estos tiempos, es más probable que siga pobre cuando sea mayor. Mientras que, el niño que nace rico, es mucho más probable que siga siendo rico cuando sea adulto; incluso, podría ser más rico.

Por eso, esa “listota de condonaciones de impuestos”, aunque fuera un asunto legal porque así estaba establecido en la ley, debe verse más bien como un insulto a la miseria, pero, sobre todo a la desigualdad que seguimos viviendo. En pocas palabras, seguimos viviendo en un país donde no se mide “con la misma vara”…

LO BAILADO QUIÉN SE LOS QUITA
La Organización Fundar, de esas organizaciones que sacan ronchas al gobierno, fue quien consiguió que el SAT le entregara parte de la listas de condonaciones de impuestos entre 2007 y 2015 a personas morales y físicas.

Aparecieron entre los beneficiarios, personajes del mundo del espectáculo como los fallecidos Juan Gabriel y José José, equipos de futbol, empresotas y hasta políticos de la Cuarta Transformación como la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara y la dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky.

A esta última fue a quien más le llovió “en su milpita”, aunque ella alega que fue un error de su contador. Puede ser. Claro que el SAT no le hubiera hecho el mismo caso al dueño de una tiendita en cualquiera de los más de 2 mil 400 municipios que tiene el país que a una senadora y empresaria, lo que ella era en el momento de los perdones.
“El SAT entregó la lista de condonaciones de 2007-2015 por un total de 172 mil 335 millones de pesos; sin embargo, no se puede conocer aún la información relativa a 101 mil 443 millones de pesos correspondiente a 201 contribuyentes amparados”, dice Fundar, en uno de los sumarios de la información que presentó en su portal de internet fundar.org.mx, del cual se colgaron decenas de medios de comunicación, una vez que estalló la bomba.

“De la información disponible, casi una cuarta parte (24%) se perdonó a 10 contribuyentes, de los cuales la mitad son entidades públicas.

En el periodo 2007-2015 se cancelaron 572 mil 743 millones de pesos; 2007 fue el año con mayores cancelaciones”, explica la misma organización, quien tuvo que dar una batalla legal para que la información se hiciera pública.

Fundar, así como los expertos que abordaron el tema desde diferentes ángulos, aseguran que a pesar de la “ventilada” que “le han puesto a las empresas y famosos, el dinero ya no se puede recuperar porque no fue algo ilegal sino inmoral.

Lo bailado ya nadie se los quita y, de nuevo insistimos, se demuestra que en México no se mide con la misma vara…

Síganos en:
www.ensaladadegrillos.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: