Anuncios

Ensalada de grillos

La mañanera

Ciro Castillo

Una de los sellos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido la conferencia “mañanera”. Ofreció 252 en su primer año de gestión.

De acuerdo con el análisis realizado por el doctor Luis Estrada y su empresa Spin, el mandatario mexicano se convirtió en el Presidente de México que más conferencias ha dado, y es quizá uno de los gobernantes que más ha hablado en el mundo.

Lo anterior no quiere decir que, por hablar mucho, López Obrador tiene a toda la opinión pública de su lado, pues, no todos los mexicanos votaron por él. Además, a pesar de que es una gran herramienta, también corre el riesgo de comenzar a desgastar a propios y extraños. La mañanera…

Posicionamiento de mensajes…
La conferencia matutina surgió como una herramienta para tener comunicación directa entre el Presidente y sus seguidores. No por nada, sigue llamando “benditas” a las redes sociales.

AMLO considera que entre mejor posicione su mensaje mediante redes como el Twitter, el Facebook o el Youtube, mantendrá a un público cautivo, el cual se traducirá en votos para los siguientes comicios.

De acuerdo con el análisis de Spin, la palabra más mencionada por el mandatario mexicano en su primer año de gestión y en la conferencia mañanera fue “corrupción y sus derivados.”

No es casualidad que sea ésta la idea que el tabasqueño quiere fijar entre sus seguidores y la sociedad en general.

Siempre ha querido, desde tiempos de campaña, crear la percepción de que su gobierno es completamente distinto, al grado de que cuando algún reportero ha osado compararle, el mandatario se molesta y se muestra incómodo.

AMLO ha insistido en que ya no hay corrupción, pues ésta ha sido barrida “como las escaleras”, de arriba hacia abajo.

Aunque sus dichos no se pueden todavía comprobar, pues acabar la corrupción no se trata únicamente de “portarse bien”, la conferencia mañanera ha servido como el espacio para generar la idea de que al menos se está combatiendo.

Las palabras, pueblo, Pemex, neoliberal y conservador, han sido las otras más utilizadas por el Presidente de México en su diálogo “circular” con los medios de comunicación.

Tampoco es casualidad, pues son los temas que más le interesan y que desea fijar en la mente del colectivo nacional.

Pemex, la gallina de los huevos de oro durante sexenios, padece una severa crisis, y desde su llegada ha pretendido generar la esperanza de que la empresa será rescatada y volverá a ser la base de la economía nacional.

Obrador, con una larga trayectoria por el PRI, el PRD y ahora en Morena, también se ha valido de la palabra pueblo, para crear la idea de que quien manda es la gente.

Él sabe perfectamente que los priístas y luego los panistas cometieron el error de alejarse de la gente, a quien ni siquiera tomaban en cuenta en sus decisiones; entonces, hacerle creer al pueblo de que ahora son ellos quienes mandan, generará buenos dividendos políticos.

Neoliberal y conservador han sido palabras que el Presidente de México también ha intentado fijar en el imaginario colectivo, y casi siempre, cuando las utiliza, son para atacar a todos los contrarios a sus ideas.

Ha calificado de neoliberales y conservadores a todos los que piensan u opinan distinto. Ex presidentes, ex funcionarios, políticos, periodistas, medios de comunicación, empresarios, escritores y hasta artistas, han sido metidos en el mismo costal.

Como se puede observar, la mañanera ha sido la gran herramienta de comunicación para el Presidente y para el gobierno en turno. Prácticamente nadie más puede hablar si no tiene “la bendición” del mandatario.

Finalmente y quizá ahí está la explicación de por qué la popularidad de quien vive en Palacio Nacional se mantiene arriba del 60 por ciento, Obrador ha conseguido que la gente le crea a él con “la mañanera”…

¿Y el pueblo?
A la par del informe presidencial de este domingo, se convocó a una marcha “ciudadana” para expresar que hay miles o quizá millones de mexicanos inconformes con la 4T.

La realidad es que la convocatoria no tuvo éxito, además de que se contaminó con políticos del PAN, del PRD y uno que otro priísta colado. Ojo, ello no quiere decir que no hay inconformidad y el gobierno federal tiene ver y escuchar…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: