Anuncios

100 Palabras¿VERDAD HISTÓRICA O QUÉ BUSCAMOS?

Paco Ramírez

Cinco años de Ayotzinapa, una verdad histórica, ningún culpable y hoy a iniciar de cero.
Para el nuevo Fiscal Especial del caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, aún no hay absolutamente nada certero.
No queda nada de aquella verdad histórica presentada en enero del 2015 por el que fuera Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, cuando dio a conocer que los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 estaban muertos, “que la policía de Iguala los detuvo y los entregó a un grupo de sicarios, los mataron y los quemaron en el basurero de Cocula”.
Verdad histórica que hasta hoy pocos la creen.


Es por ello que ahora se volverá a comenzar de ceros, recabando eso sí, investigaciones que lleven a “quienes resulten responsables para rendir cuentas ante la justicia”, al menos eso esperamos.


Se antoja fácil y confiable el discurso del nuevo encargado de encontrar la verdad, ahora sí absoluta, cuando cita que las investigaciones se harán en línea recta y en perfecta coordinación con asesores internacionales miembros del GIEI, de la Comisión Internacional de Derechos Humanos y de la oficina del alto comisionado de la ONU en México “quienes de nuevo están colaborando en la investigación”.


Pero no está nada fácil porque en estos cinco años ha surgido más información citando que la persecución y detención de los 43 estudiantes, además del asesinato de al menos seis personas más (una de ellas desollada) aquella noche del 26 de septiembre en Iguala duró horas. Tiempo en que la policía municipal actuó ante los ojos del ejército, que no intervino, según consta en la investigación, divulgada por diferentes medios locales.


A cinco años nos encontramos con que los policías detenidos en ese entonces ya fueron liberados el pasado fin de semana, entre ellos Gildardo López “el Gil”, presunto capo del Cártel de los Guerreros Unidos y a quien tras decomisarle sus pertenencias se le encontraron conversaciones en el celular, citando “a los desparecidos no los encontraran pues están hechos cenizas”.


Ahora la investigación se reinicia con la mira puesta en otros actores, como Murillo Karam ex procurador general de la república, Tomas Cerón ex director de la agencia de investigación criminal e incluso Ángel Aguirre el ex gobernador de Guerrero que hoy acusa de motivaciones políticas a la administración peñista, para que no siguiera participando en la investigación e incluso acusándolo de lavado de dinero y vinculándolo con la delincuencia organizada.


Cinco años, 43 desaparecidos, más de 140 detenidos (77 ya liberados), divergencias de las mesas de investigación, discusiones y aseveraciones que dan por sentado lo que no se ha comprobado; miles de pesos invertidos en investigaciones para una verdad no histórica como jurídicamente se le conoce, pero que, en términos comunes suena a una verdad absoluta y total para el gobierno neoliberal.


Hoy la promesa de la cuarta transformación es encontrar la verdad y se empieza de ceros pero… ¿qué verdad buscamos?
FB: Paco Ramirez
Tw: @ramirezpaco

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: